viernes, 31 de julio de 2009

La Primera Guerra Mundial - Guerra Submarina

Cuando se inicio el conflicto los submarinos no habían sido utilizados como armas de guerra. La superioridad naval de los ingleses forzó a la flota alemana a intentar este nuevo tipo de guerra. Fue una apuesta arriesgada, imaginaos una guerra nunca antes probada y que sabes que es experimental, y que estarás atrapado en una caja de acero en el fondo del mar.


Submarino Francés en 1900 Narval

Los britanicos, por entonces realizaban un bloqueo naval a los alemanes, y los altos mandos alemanes, presionados por el bloqueo y la superioridad en cantidad y calidad de la flota británica optaron por confiar en la guerra submarina como la mejor manera de hundir los barcos enemigos. La verdad es que eran muy útiles, las lineas de aprovisionamiento quedaban destruidas por los submarinos y el peligro estaba bajo el agua, no sobre ella.

Sin embargo, el 7 de mayo de 1915 submarinos alemanes hundieron el trasatlántico Lusitania, murieron 1.500 tripulantes y el Gobierno de los Estados Unidos protestó enérgicamente. El canciller Bethmann-Hollweg moderó los ataques submarinos.


Los militares alemanes no estaban de acuerdo con esta prudencia y no cesaron de pedir una guerra submarina sin límites. Finalmente, el 1 de febrero de 1917, Alemania declaró la guerra submarina total. Los primeros meses fueron enormemente dañinos para los barcos que iban y venían a Inglaterra, más de 540.000 toneladas hundidas en febrero, 875.000 en marzo.


El resultado final fue, sin embargo, totalmente contrario a las esperanzas alemanas. Los británicos organizaron a partir de abril sistemas de convoyes en los que barcos de guerra escoltaban a los buques y redujeron de forma significativa las pérdidas. Además, y esto fue lo más importante, la guerra submarina perjudicó seriamente a los productores y exportadores americanos, lo que precipitó la entrada en guerra de Estados Unidos.

Los submarinos alemanes se llamaban U-Boot, abreviatura del alemán Unterseeboot, "nave submarina". El principal escenario donde actuaron fue el Océano Atlántico y el Mar del Norte, rara vez el Océano Índico u Océano Pacífico
Primero trataron con modelos que usaban energía diesel y eléctrica pero requerían ser recargados con frecuencia y solo alcanzaban una velocidad máxima de 16 km/h.



Submarino alemán U8, destruyó en pocos minutos 3 cruceros en setiembre de 1914

En 1916, el serbio Konjovic entró en la historia como el primer piloto que destruyó un submarino desde el aire, concretamente un submarino francés en el Adriático. Cuando vio que había supervivientes tras el bombardeo, amerizó su hidroavión y los salvó. Por esta acción heroica, el gobierno francés le condecoró el 14 de febrero de 1968 con un reconocimiento especial por el heroísmo, humanidad y compasión en las batallas marítimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada